Enfermedades más comunes.

"El Urólogo no solo atiende Hombres, también es el encargado de atender los problemas de la vía urinaria en las Mujeres"

Crecimiento Prostático:

A partir de los cuarenta años, la próstata empieza a crecer. Este crecimiento puede ser benigno (hiperplasia) o maligno (cáncer). Los principales síntomas son realizar esfuerzo y/o retraso para comenzar a orinar, debilidad o lentitud del chorro de orina, interrupción y reinicio del chorro de orina, sensación de vaciado incompleto de la vejiga, notar un aumento en el número de veces para orinar, deseo de orinar urgente y repentino, levantarse de noche para orinar.

Su diagnóstico se realiza mediante la historia clínica, exploración física, ultrasonido de la próstata y es obligada la determinación en sangre del antígeno prostático para descartar sospecha de cáncer de próstata. El tratamiento es médico (medicamento tomado) o quirúrgico mediante cirugía abierta o endoscópica (Resección de próstata o cirugía con láser) cuando existen indicaciones para ello.

Piedras en Vía Urinaria (Riñones, Ureteros, Vejiga):

Las piedras o cálculos de la vía urinaria se componen de sustancias normales de la orina, pero por diferentes razones se han concentrado, solidificado y crecido formando el cálculo.

Existe un riesgo a lo largo de la vida del 8% al 10% de desarrollar esta enfermedad; Es más frecuente en hombres que en mujeres con una incidencia pico en hombres alrededor de los 30 años y en mujeres tiene lugar en dos etapas, hacia los 35 y hacia los 55 años de edad.
 

Los antecedentes familiares de piedras son muy frecuentes en el paciente que la padece y una vez que se forma un cálculo, la probabilidad de que se forme otro en el transcurso de los 5 años siguientes es de aproximadamente 40%.

Los síntomas son dolor cólico muy intenso en espalda alta que se puede trasladar a un costado y región genital, acompañado frecuentemente de náuseas, vómito y ocasionalmente de sangrado en orina así como fiebre si se presenta infección. Su diagnóstico es relativamente sencillo confirmándolo con Ultrasonido o Tomografía, y su manejo actualmente es de forma médica (expulsión del cálculo de forma espontánea cuando son menores de 4mm), cálculos mayores de 4mm no candidatos a manejo medico existe tratamiento endoscópico a través de la uretra con ureteroscopia semirrígida o flexible con láser, cirugía percutánea a través de un pequeño orificio en la espalda, actualmente es muy raro que se tenga que abrir al paciente.

Verrugas Genitales (Infección por Virus del Papiloma Humano):

Estas verrugas son infecciones virales de la piel, pueden ser causada por alguno de los más de 100 diferentes tipos de virus de papiloma humano (VPH). Afectan principalmente a los genitales, región perianal y también pueden aparecer en boca y garganta, o en cualquier lugar de la piel.

El contagio es por contacto directo con piel infectada, incluso el uso de condón no lo protege de forma completa contra el virus, por lo que se considera como una enfermedad de transmisión sexual. El riesgo aumenta al tener múltiples parejas sexuales y se deberán descartar tambien otras enfermedades de transmisión sexual.

 

El diagnóstico es clínico al ver las típicas verrugas genitales, también se puede utilizar la prueba con el ácido acético pero esta última es poco especifica, o la citología que consiste en hacer un raspado de células y verlas al microscopio y más sensible y especifica es la reacción en cadena de la polimerasa (PCR) esta última con la ventaja de que además de decirnos la presencia o no de infección puede decir que tipo de virus es el causal, lo cual es importante debido a virus que generan cáncer.

 

Cuando hay una lesión, hay que tratarla. Las opciones son destruir la lesión con electrocauterio o congelación con criocauterio. Existen otros tratamientos tópicos (cremas) que también se pueden utilizar. Además, actualmente se cuenta con una vacuna para prevenir contagio de los principales tipos de virus.

Infecciones de Vías Urinarias:

Las infecciones urinarias son causadas frecuentemente por bacterias. Por lo general, las bacterias que entran en las vías urinarias se eliminan rápidamente del cuerpo antes de que causen síntomas. Pero a veces superan las defensas naturales del cuerpo y causan infección.

 

La infección puede ocurrir en diferentes puntos en el tracto urinario, que incluyen:

 

·       La vejiga: También se denomina cistitis o infección vesical, los síntomas son: ardor al orinar, aumento del numero de veces de ir a orinar, sensación de que no vacío completa su vejiga, sangre en orina, ocasionalmente puede ocasionar dolor abdominal intenso.

·       Los riñones:  Puede ser infección de uno o de los dos riñones y se denomina pielonefritis. Los síntomas son: dolor intenso en espalda alta, fiebre, náuseas, vomito, intolerancia a la vía oral, malestar general.

·       La uretra: Una infección del conducto que lleva la orina desde la vejiga hacia el exterior se denomina uretritis, habitualmente esta es causada por infecciones de transmisión sexual como chlamydia o gonorrea y se manifiesta por salida de material cristalino o purulento a través de la uretra así como dolor intenso tras orinar.

El tratamiento es habitualmente solo con antibiótico, la duración del tratamiento varia según la severidad de la infección. Si son infecciones repetitivas hay tratamientos para prevenir la reinfección como son antibióticos profilácticos o medidas naturales como el jugo de arándano.

Cáncer de Próstata:

Representa la neoplasia maligna más común en el hombre después de los 40 años. Afortunadamente cuando es detectado a tiempo con los tratamientos actuales puede curarse, no así cuando es detectado tarde la supervivencia a cinco años apenas alcanza al 25%. El único factor posible de relacionar con el cáncer de próstata es la herencia, cuando un familiar en línea directa (padre o abuelo) aumenta en un 58% la posibilidad de presentarlo.

Para detectarlo debe acudir a una consulta médica, no es recomendable realizar estudios por su cuenta como Antígeno Prostático o ultrasonidos por que tienen mucha posibilidad de confundirlo y crear un estrés que pondría en riesgo su salud.

Las opciones de tratamiento curativas son la cirugía de prostatectomia radical y la radioterapia, así como tratamientos paliativos como terapia hormonal en casos más avanzados.

Problemas de erección (Disfunción Eréctil):

Este problema se define como la falta de erección. Se considera también la dificultad de mantener la erección. Suele ser más común a partir de los 40 años pero puede aparecer a cualquier edad.

 

Es importante mencionar que la disfunción eréctil puede ser una señal de problemas de salud: Puede significar que los vasos sanguíneos están tapados, avisando unos años antes de un posible infarto al corazón. También puede indicar que tiene una lesión nerviosa causada por diabetes.

​Existen varios tratamientos nuevos para esta enfermedad. Para muchos hombres el tratamiento es tan simple como tomar una tableta. Ejercitarse más, normalizar colesterol, triglicéridos, azúcar, perder peso y dejar de fumar también puede ayudar de forma importante.

Eyaculación Precoz:

Es un padecimiento igual de frecuente que la disfunción eréctil, es frustrante y desgastante para el varón como para su pareja el presentar este problema, las causas se desconocían hasta hace varios años, pero a raíz de las investigaciones en los últimos diez años se ha podido detectar que la disminución de una sustancia llamada serotonina es la principal causa de este padecimiento, los trastornos psicológicos como la depresión y la ansiedad pueden contribuir con el desarrollo de este problema. En el manejo aparte de la terapéutica médica es frecuente incluir la psicoterapia de pareja debido a que estas enfermedades ponen en alto riesgo la separación

Fimosis:

Aparece cuando el prepucio es muy estrecho, con poca elasticidad y no se puede empujar hacia atrás lo suficiente como para dejar al descubierto el glande. Muchos niños tienen algo de fimosis cuando son pequeños. La mayoría de las veces este problema se resuelve a medida que el niño va creciendo pero si no es así, puede solucionarse mediante la circuncisión. Cuando se presenta en los jóvenes o en los adultos puede provocar infecciones y otras complicaciones como es facilitar el desarrollo de cáncer de pene.

Existen distintos grados, normalmente no causa dolor, aunque si el prepucio está muy ajustado puede haber problemas al orinar o al tener relaciones sexuales. Además, dificulta la limpieza y una higiene adecuada debajo del prepucio, lo que aumenta las posibilidades de contraer infecciones. Este problema se corrige con la realización de una Circuncisión.

Varicocele:

Es una enfermedad muy frecuente, conocida también como "Varices en los testículos" aparece principalmente en pacientes jóvenes y  se trata de una alteración de las venas que drenan la sangre de los testículos. Es una dilatación (ensanchamiento) de dichas venas lo que provoca que no tengan una buena circulación dando lugar al encharcamiento de sangre y aumento de temperatura en el testículo afectado, esto a la larga provoca dolor testicular, pesantes testicular, atrofia (disminución de tamaño del testículo) e infertilidad.

El diagnóstico se orienta clínicamente y es más evidente cuando las venas están dilatadas de manera tan importante que parecen una bolsa de gusanos, la forma de confirmar el diagnostico es con un ultrasonido testicular.

Cuando hay dolor o infertilidad se debe operar,  teniendo opciones con cirugía laparoscópica y abierta.

  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • Icono social Instagram

Visitas:

  • Facebook - Grey Circle
  • Twitter - Grey Circle
  • Google+ - Grey Circle

HOSPITAL LA LUZ:

Héroes de la independencia 1913A Colonia Villa de las flores, León Guanajuato. CP 37278  (Ver Mapa)

      477 580 9994

Torre Médica. Piso 3, Consultorio 302

HOSPITAL HR:

5 de Febrero 724. Colonia Centro, León, Guanajuato.

CP 37000    (Ver Mapa)

      477 655 2277

Especialidades. Consultorio 111

Urgencias:

      477 145 0090

Correo electrónico:

dr.pulido@urologoenleon.com

Dr. Enrique Pulido Contreras 2019. Todos los derechos reservados.

American Urological Association
Colegio Mexicano de Urologia Nacional
Endourological Society
Doctoralia